Archivo mensual: julio 2012

La presentación del PRECITYE en Costa Rica

Hace un par de meses me invitaron a dar una conferencia a Costa Rica para presentar el PRECITYE, el Programa que coordino. Con los amigos de OMC Multimedia nos animamos a un video animado, un buen experimento.

Anuncios

Con vocación reformista, hacia una universidad emprendedora

En estos días celebramos otro aniversario más de la Reforma Universitaria de 1918, de trascendente influencia en el país y en el mundo. Sin caer en un análisis histórico de lo que esto significa pero si tomando sus principales trazos para interpretar su espíritu en el Siglo XXI, es bueno recordar cuatro pilares básicos de sus reivindicaciones: la modernización científica, la gratuidad, el cogobierno y la autonomía universitaria. También es importante rescatar a la Reforma Universitaria como un hito representativo de la lucha política de aquel entonces, al régimen que quiebra y al nuevo orden que funda.

Anterior a esta conquista, la universidad era medieval y retrograda, se manejaba con prebendas que desvirtuaban la misión docente, también alejada de los problemas sociales de la época. Como espacio de investigación científica, no intentaba correrse del sendero de país agro ganadero con serias dificultades para desarrollar la industria. Su acceso era restringido solo para las familias pudientes y el poder de la iglesia tallaba sus prioridades y funcionamiento.

SEGUIR LEYENDO

 

Argentina necesita emprendedores

La capacidad de un país de crear nuevas empresas ya está siendo considerada un indicador importante del desarrollo económico. Aunque se discuta si éstas originan el desarrollo o si en realidad nacen cuando la economía crece, está claro que las pequeñas empresas de nueva creación son uno de los actores más importantes en la generación de empleo. En un escenario económico de constante crecimiento a tasas considerables, la falta de vocación por fomentar la cultura emprendedora es una enorme pérdida de oportunidad para la Argentina.

Basta imaginar un escenario de discusión de retenciones, para poner un ejemplo, que con vocación emprendedora no se discuta solamente la cuestión fiscal sino también qué posibilidades le podemos brindar a los jóvenes rurales de poder participar activamente de ese enorme crecimiento, alentando la creación de empresas prestadoras de servicios a las cadenas de valor o de tecnología de punta, lo que evitaría la migración a las ciudades como única opción de vida, aumentando la trama productiva de los agronegocios. Con esa recaudación se podrían financiar emprendedores, desarrollando una economía regional más sustentable, más completa que la agricultura sin agricultores. Pensemos en un escenario de localización de una gran empresa en nuestro país, donde se suele poner en marcha una competencia desleal entre provincias en cuanto a incentivos fiscales, con el objetivo de crear empleo inmediato, muchas veces sin tener en cuenta la calidad de los mismos y perdiendo la cuenta si termina siendo rentable la inversión realizada por el Estado; imaginémonos una negociación con esa empresa donde también se tenga en cuenta la posibilidad de incubar proveedores. Jóvenes emprendedores de ese territorio, que podrán generar empleo genuino y que difícilmente se irán de su tierra. O simplemente, la posibilidad de una persona que a partir de una idea pueda identificar una oportunidad y concretarla, generando desarrollo para su comunidad.

Nuestro país se sigue distinguiendo por la creatividad de su gente, la inventiva y la capacidad para salir adelante. Emergen industrias altamente competitivas en los escenarios internacionales como la biotecnología y el software, que ya generan una realidad palpable en cuanto a innovación y generación de puestos de trabajo. Estas capacidades requieren de una política pública planificada como ocurre en otros países del mundo, que acompañe, promueva y facilite la creación de empresas. Debemos superar las acciones solapadas, esporádicas y no planificadas que presentan las políticas actuales para impulsar un círculo virtuoso entre empresas, Estado e instituciones del conocimiento. Alcanza con el dinero que hoy se invierte desordenadamente y con impactos relativos si los canalizamos en acciones concretas y medibles, sostenidas por el saber de hacía donde vamos.
SEGUIR LEYENDO