Pensando la ciudad

Nos entusiasmamos con las smart cities y organizamos una comida con Angel Talamona, que anda de vacaciones por Argentina y varios amigos más, fundamentalmente del ámbito de la política. Tuvimos la oportunidad de interiorizarnos más de su experiencia y de intercambiar opiniones respecto al tema. Vinieron amigos referentes del ámbito del OpenData en Argentina en particular y de la web social en general, que enriquecieron el debate. También otros interesados por la gestión pública y la política. Todo esto en Lelé de Troya, un lugar que nunca falla. Surgieron varios temas: si el Estado debe comprar o desarrollar apps propias para oprimizar el buen funcionamiento de la ciudad o deberá dejarlo a expensas de la mano invisible del Estado, si la temática móvil está presente en el discurso político francés, si hay experiencias relevantes o son solamente marketineras, etc; mucho ping pong entre tema y tema. Como lo hablamos en Argentina y pensando siempre en ella, se planteó el interrogante acerca de su viabilidad o no acá, teniendo en cuenta nuestra idiosincracia, cultura política o ideología dominante. ¨Mirá lo que pasó con el sube” sonó una y otra vez. También se comentó acerca de la apropiación en el discurso de varios partidos políticos respecto a esto y  cuales son los que no. Buena  experiencia de diálogo y escucha, aprendimos un poco más de las smart cities.

Anuncios

3 Respuestas a “Pensando la ciudad

  1. Mariela Iglesias

    Interesante la inciativa y da para mucho el tema, pero creo que lo más smart de una city no es la incorporación de tecnología para el confort (como sucede en muchos de los casos que se presentan como paradigmáticos) sino la capacidad de transformación de su ciudadanía en relación a la tecnología.El próximo encuentro, si estoy por allá, es imperdible. 🙂

  2. Muchas gracias Mariela por el comentario! Tanto tiempo. Sería buenísimo que podamos conversar con vos de estos temas, conocer tu experiencia por allá en Barcelona. Coincido plenamente con lo que decís, y sí, el tema da para mucho pero creo que lo novedoso e interesante en todo esto está en el lugar que puede tomar el ciudadano en esta construcción. La consideración de los datos de gobierno como bien público además de transparentar el manejo de las instituciones, permiten la colaboración y la participación ciudadana (un bien público que cualquiera debiera poder usar) y la tecnología está en este caso para conectar personas y gobierno. Y la reutilización de los datos, también para optimizar servicios y aportar sistemas de información. Por supuesto que el tema da para largo, te esperamos por acá 🙂

  3. Coincido con Mariela y agregarìa, como se dijo en el almuerzo que tambièn es necesario el cambio en el accionar y el modo de pensar de la burocracia y el funcionariado para producir una verdadera transformaciòn por lo cual muchas de las empresas estàn realizando en Francia cursos de sensibilizaciòn y capacitaciòn sobre el tema, que superen la transmiciòn de la tecnologìa y que apuntan a una profundo cambio organizacional que repercuta positivamente a la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s