Dame experiencias. La innovación en el turismo

turismo experiencial

Este viernes me invitaron a dar una charla sobre la innovación en el turismo, en el marco de Emprender Cordillera, un interesante evento que se viene llevando a cabo hace un par de años en Esquel y que ya se transformó en uno de los más importantes de la Patagonia. Organizado por CAME desde la Federación Argentina de Jóvenes Empresarios, con la excelente coordinación de Carlitos Miguens, creador de Cerveza Esquel, y con apoyo público, fue un verdadero punto de encuentro de cultura emprendedora. El eje temático de este año fue el turismo, teniendo en cuenta el enorme potencial de la región, a partir de una belleza imponente. La provincia y el municipio también buscan fortalecer ese sector en Esquel, inspirados en el desarrollo de otras regiones patagónicas.

Con innovación en este sector podríamos referirnos a muchas cosas, el turismo no está ajeno al cambio de paradigma y a la intensidad del cambio tecnológico, con ciclos de vida de productos y servicios cada vez más cortos. La introducción de las TIC, por ejemplo, genera constantemente una variedad de innovaciones que aportan competitividad. Esto también obliga a una capacidad de absorción de conocimiento, dándole un carácter central a la formación de recursos humanos. Estudiando las últimas patentes referidas al sector, todo lo que tiene que ver con reservas y procesos de alojamiento se llevan casi el 50% de las patentes de los últimos dos años. Le sigue la tecnología aplicada a restaurantes, con sistemas de refrigeración, control de stock, etc y después el transporte. Todos estos nichos están ofreciendo enormes oportunidades.

Pero para mí la pieza clave de la innovación en el sector turístico es entender la evolución del consumidor y conocer al cliente. El cliente, como ser 2.0 ya no es un receptor pasivo y lo que más busca es vivir una experiencia. Se trata de una persona experimentada, profesional de la compra, informada, que espera personalización y sentirse escuchado. Alguien que sigue con atención los sellos de confianza de la economía colaborativa, comunidades como TripAdvisor o Foursquare son referencia en la planificación de sus viajes. Quiero vivirlo intensamente y comentarlo. Todo gira en torno a vivir una experiencia, por eso ahora hay paquetes de turismo sustentable, medioambiental, de arquitectura y de enología. Vivir una experiencia es conocer una historia y compartirla con sus protagonistas. Vivencias esenciales que nada tienen que ver con subir y bajar de un micro. Cada vez más el viaje es una aventura. Bernd Schmitt , en su libro Experiential Marketing decía: “El cliente ya no elige un producto sólo por la ecuación del coste beneficio, sino por la vivencia que ofrece antes y durante su consumo”.

El único que tiene la lupa para identificar oportunidades es el emprendedor, y esto es justo ya que es el que va a poner en riesgo su capital. Cuando las busque en la cadena del sector turístico seguramente va a prestarle atención a las características del cliente y a saber cuál es su historia que pondrá a disposición para compartir su vida en el turismo experiencial.  Como mis amigos de Tola Conecta en Nicaragua (ya hablaremos de esto, para mi, el proyecto de RSE y turismo responsable de mayor impacto que conozco) o los de Evoluzion Chile y sus experiencias que cambian vidas. Cada historia es única y el proceso innovador ya no se trata solamente de la diferenciación, sino de la autenticidad y fundamentalmente de la singularidad. De las historias que transmiten emociones.

 

La foto es del blog de Alejandro Gómez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s