Chile, el surf y la innovación

FOTO DE SURF Hace unos días volví a leer un gran trabajo llamado “Surfeando hacia el Futuro: Chile en el horizonte 2025”, un documento acerca del potencial innovador chileno y los nuevos desafíos. Se trata de un aporte bastante original que no busca predecir, sino abrir conversaciones que nos permitan tomar decisiones y acciones en el presente, atendiendo el cambio de paradigma con habilidades, actitudes y  ”talante innovador”, una manera de ser que deje atrás el miedo a lo nuevo y se anime a surfear la historia. Escrito por el Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad que presidió Fernando Flores durante el gobierno de Sebastián Piñera.

Quien no lo conozca, Flores es un personaje interesante y  bastante polémico de la vida política chilena, del emprendimiento y la innovación y el coaching ontológico. Fue ministro de Salvador Allende y un referente de la izquierda para posteriormente transformarse en una de las personalidades de la alianza de derecha, Flores llevó adelante su práctica política con el futuro en la cabeza. De mi paso por Madrid recuerdo las historias que contaban mis amigos del PSOE sobre el amigo chileno de Felipe González, encargado de los retiros espirituales para dirigentes en los que se trabajan técnicas de liderazgo y el análisis del nuevo paradigma tecno-económico que produjo Internet. Esto despertaba mi curiosidad e interés en este senador chileno, desde el análisis del cambio tecnológico que podía empalmar con la política y la militancia. Recuerdo aquel artículo del 2000, “Progresistas y Emprendedores”, en plena fiebre puntocom, era el primer abordaje hacia lo nuevo desde la izquierda, sin parar en la vereda de enfrente a los sexies entrepeneurs. Flores fue una pieza clave en el proyecto de Stafford Beer, o “cuando Allende quiso inventar Internet para controlar la economía”. Años después me tocó trabajar en Chile, cada vez que preguntaba por Flores me contaban sus papelones y contradicciones. Sigue leyendo

Anuncios

Sobre el ecosistema emprendedor de Minas Gerais

spvalley

Les dejo un artículo que me publicaron en el siempre interesante portal y agregador de noticias BASTIÓN DIGITAL.

Minas Gerais, la casa de la Selección en el Mundial, es un ejemplo de cultura emprendedora, impulsada por un equipo de emprendedores públicos que trabajan en la remodelación del estadio, programas de alfabetización digital, aceleradoras de negocios, big data y participación ciudadana.

Seguí leyendo 

 

Vuelo creativo: algunas de los desarrollos de las 24 Horas de Innovación 2014

blog 3 24

En el post anterior les comentaba acerca de este espectacular certamen de entrenamiento de la innovación abierta que son las 24Hinno. Quiero compartir con ustedes algunas de sus soluciones prácticas. Les decía que a la misma hora, a través de una transmisión vía Internet desde Montreal, se presentaron los desafíos y cada equipo tenía que elegir uno. Comparto algunos de los retos y sus soluciones.

Sigue leyendo

24 Horas de Innovación, una fiesta del conocimiento

blog 5 24

Otra vez hablando de fiesta y de innovación al mismo tiempo, nos gusta lo que hacemos. Este es el tercer año consecutivo que participo en la organización de las 24Hinno, el rally de innovación de carácter internacional ideado y coordinado por la Escuela Tecnológica ETS de Montreal. Para mí, uno de los eventos más novedosos y motivadores que conozco.

Sigue leyendo

El reto de la educación emprendedora en las universidades

profe20Pasa algo misterioso con la discusiones de re-fundar nuestras universidades para hacer frente al nuevo paradigma: personas y amigos a los que respeto y que por lo general sostienen posiciones modernizantes para otras reformas, en esta caso les cuesta más, se callan o no participan, tomándola casi como un tótem sagrado. Da para un análisis más profundo. Ahora quiero hablar de la universidad y los emprendedores. No sorprendo a nadie declamando que la universidad sudamericana  no suele fomentar la cultura emprendedora entre sus estudiantes.  A pesar de los enormes esfuerzos que por suerte son cada vez más y muchos con buenos resultados, no estamos cumpliendo del todo bien el papel de organizaciones incubadoras.

Diversos trabajos de investigación se dedicaron a indagar en la valoración personal que tienen los emprendedores respecto a su paso por la universidad y el rol de ésta en su construcción emprendedora. Por lo general, los emprendedores sudamericanos son muy agradecidos con la formación recibida en saberes técnicos de producción, nuestras universidades siguen teniendo un aceptable nivel técnico. También suelen valorar la formación recibida en lo que podemos denominar “saberes técnicos de gestión” y colocar acá lo que tenga que ver con contabilidad, recursos humanos y la lógica más instrumental del día a día de una empresa. Pero cuando les preguntan si la universidad fomentó su motivación emprendedora y los entrenó en competencias emprendedoras, las respuestas suelen ser trístemente negativas. No quiero explayarme mucho acerca de la idea de las competencias emprendedoras. Las defino como ese conjunto de saberes tácitos que no suelen ser codificados en la educación formal, que son actitudinales y a la vez fundamentales a la hora de crear: aprender a trabajar en equipo, identificar oportunidades, fijar metas, asumir riesgos calculados, desarrollar redes de apoyo, saber planificar, etc; como Shapero y tantos otros investigadores se dedicaron a identificar. La existencia de este tipo de saberes dominó gran parte de la discusión de la literatura emprendedora por más de treinta años, no por su existencia sino por su carácter innato o adquirido, donde por supuesto nos pararemos del lado de los que dicen que las competencias emprendedoras se construyen, se complementan en equipo y pueden entrenarse. Pero la cuestión es que no están muy presentes en las universidades. Sigue leyendo

Storytelling, la máquina de generar empatía

FOTO STORY

Hace un tiempo que viene resonando con fuerza y no lo vamos a descubrir ahora. Se suele hablar de la importancia del storytelling como herramienta de comunicación generadora de empatía, un recurso importante para lograr interés. Ante la simplificación de acceder a información, conocimiento y datos, se vuelve cada vez más importante contar con estrategias de atracción. Como paradoja de época, en la era del Big Data, los números duros no alcanzan para convencer. La internet 2.0 o web social agrava aún más el problema de la Economía de la Atención, de saturación de mensajes, presentando a la escucha como problema: más personas que nunca pudiendo comunicarse y menos personas dispuestas a escuchar. Al bajar los costos de producción de contenidos, ya no hay receptores pasivos, como hemos conversado en otras oportunidades. La idea de audiencias cautivas ya está al borde de la extinción. El público se encuentra saturado y escéptico. La necesidad de establecer lazos con las audiencias plantea al storytelling como una estrategia muy poderosa en la batalla por conseguir que nos elijan. Raúl Alfonsín lo tuvo más fácil que Elisa Carrió y los maestros de antes lo tuvieron más fácil que los de ahora en el momento de hacer llegar su mensaje. Hoy existen más barreras de accesibilidad y seducción para lograr conectar. De todas maneras, nosotros por lo general seguimos escribiendo presentaciones saturadas de números y datos, manteniendo intacta no sólo la forma sino también el fondo de nuestros mensajes.

Sigue leyendo

La potencia del CoWorking

COWORK2

Desde hace un tiempo que sigo con atención la evolución y resultados de los espacios de coworking. Creo que son un medio de innovación con mucho potencial que dará más frutos que los vistos hasta ahora. Un coworking es un espacio múltiple de oficinas compartidas. Según Wikipedia,  es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores compartir un mismo espacio, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos. Te ayuda a ordenar tu rutina, fomenta conocer gente, mejora tu productividad y es más barato que una oficina. Es la casa de muchos emprendedores, free-lancers y profesionales ligados a las nuevas tecnologías. Si le preguntás a un co-worker en qué mejoró su trabajo, además de reducir costos, seguro te va a comentar que aumentó su capital social y desarrolló sus redes de apoyo.

Sigue leyendo