Archivo de la etiqueta: bid

En Washington: Presentación del PRECITyE en el SSD2014 de Naciones Unidas

ONU2

Acabo de volver de un viaje alucinante por Estados Unidos que seguramente comentaré en próximos posteos. El motivo del mismo fue la invitación de Bienes Públicos Regionales del BID para participar de la Cumbre Anual de Cooperación Sur-Sur de las Naciones Unidas que éste año se llevó a cabo en Washington, para presentar el PRECITyE como caso de iniciativa colectiva de desarrollo.

El PRECITyE es el programa que coordiné durante los últimos cuatro años, del que ya hemos hablado bastante en este blog. Se trata de una iniciativa de las facultades de Ingeniería de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay que a través de sus gobiernos y con financiamiento del BID desarrolló un conjunto de herramientas y esperiencias para el fomento de la cultura emprendedora y de innovación en los contenidos de grado de las carreras.

Sigue leyendo

El reto de la educación emprendedora en las universidades

profe20Pasa algo misterioso con la discusiones de re-fundar nuestras universidades para hacer frente al nuevo paradigma: personas y amigos a los que respeto y que por lo general sostienen posiciones modernizantes para otras reformas, en esta caso les cuesta más, se callan o no participan, tomándola casi como un tótem sagrado. Da para un análisis más profundo. Ahora quiero hablar de la universidad y los emprendedores. No sorprendo a nadie declamando que la universidad sudamericana  no suele fomentar la cultura emprendedora entre sus estudiantes.  A pesar de los enormes esfuerzos que por suerte son cada vez más y muchos con buenos resultados, no estamos cumpliendo del todo bien el papel de organizaciones incubadoras.

Diversos trabajos de investigación se dedicaron a indagar en la valoración personal que tienen los emprendedores respecto a su paso por la universidad y el rol de ésta en su construcción emprendedora. Por lo general, los emprendedores sudamericanos son muy agradecidos con la formación recibida en saberes técnicos de producción, nuestras universidades siguen teniendo un aceptable nivel técnico. También suelen valorar la formación recibida en lo que podemos denominar “saberes técnicos de gestión” y colocar acá lo que tenga que ver con contabilidad, recursos humanos y la lógica más instrumental del día a día de una empresa. Pero cuando les preguntan si la universidad fomentó su motivación emprendedora y los entrenó en competencias emprendedoras, las respuestas suelen ser trístemente negativas. No quiero explayarme mucho acerca de la idea de las competencias emprendedoras. Las defino como ese conjunto de saberes tácitos que no suelen ser codificados en la educación formal, que son actitudinales y a la vez fundamentales a la hora de crear: aprender a trabajar en equipo, identificar oportunidades, fijar metas, asumir riesgos calculados, desarrollar redes de apoyo, saber planificar, etc; como Shapero y tantos otros investigadores se dedicaron a identificar. La existencia de este tipo de saberes dominó gran parte de la discusión de la literatura emprendedora por más de treinta años, no por su existencia sino por su carácter innato o adquirido, donde por supuesto nos pararemos del lado de los que dicen que las competencias emprendedoras se construyen, se complementan en equipo y pueden entrenarse. Pero la cuestión es que no están muy presentes en las universidades. Sigue leyendo

Inclusión digital en Minas Gerais

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer Plug Minas, el Centro de Inclusión Digital de Minas Gerais. Lo hice aprovechando mi viaje laboral a Belo Horizonte en el marco de una capacitación brindada por el BID. Tuvimos el privilegio de tener los talleres en este lugar maravilloso, que además de contar con la mejor infraestructura y equipos de excelencia también tiene su historia.

En el año 2009 el Gobierno de Minas Gerais decidió transformar un antiguo reformatorio en un centro de alta calidad educativa.  Desarrollado por la Secretaría de Estado de Cultura, en sociedad con la Secretaría de Deportes y de la Juventud, el Plug recibió la inversión en obras de reforma e infraestructura  y con el apoyo de importantes sponsors privados también se dotó de los mejores profesores. El valor simbólico de su historia edilicia, o mejor dicho de cómo modificar el trayecto de cierto condicionamiento socio-económico, Plug Minas es como un gran campus de Google para chicos de 14 a 24 años de origen humilde: paredes de colores, lugares de descanso, un amplio comedor, espacios abiertos y diversas formas y diseños que reflejan confort. Con la experiencia latente de diversos proyectos inclusivos de ciudades lationamericanas que se proponen la recuperación del espacio público o la presencia del Estado en lugares marginales, Plug Minas optó por quedarse con un edificio cercano al centro de la ciudad, pero garantizando el transporte de cada uno de los asistentes, así como el desayuno y el almuerzo según el turno.

Sigue leyendo